Empaste o endodoncia, ¿qué tratamiento necesito?

El dolor en los dientes es señal inequívoca de que algo no funciona bien en nuestra boca. Si a esta molestia le sumamos que tenemos dificultad para morder y que aumenta nuestra sensibilidad al comer alimentos fríos y, sobre todo, calientes todo apunta a que tenemos una caries dental.

Se trata de una afección muy frecuente tanto en niños como en adultos, sin embargo, que suele pasar inadvertida para la mayoría de nosotros. Tener controladas sus causas más frecuentes puede ayudar a prevenirla. Si reconoces alguno de estos síntomas y sospechas que una –o varias– de tus piezas dentales puede tener caries debes acudir a tu especialista. Él determinará el tratamiento más adecuado en función de la gravedad.

De modo que si te estás preguntando qué es más adecuado en tu caso, si empaste o endodoncia, la respuesta a la pregunta es que depende de varios factores, y es que, aunque ambos procedimientos se realizan ante la aparición de una caries, la realidad es que existen algunas diferencias entre ellos que los convertirán en más adecuados para cada caso en particular.

Una detección a tiempo

Debemos tener en cuenta que cuando la caries aparece esta destruye todos los tejidos duros del diente. Empieza desde la capa más externa, el esmalte, pero sigue su camino de erosión hacia las zonas más internas. Esto explica por qué el tiempo es un factor clave en el tratamiento de las caries, y es que cuánto más tardemos en detectarlas más daño habrán generado en la pieza dental y más invasivo será el tratamiento.

El empaste

Es el tratamiento adecuado en aquellos pacientes en los que la caries se ha detectado con previsión y ésta solo ha afectado al esmalte. Gracias a esta sencilla intervención se puede retirar el tejido afectado por la caries y rellenar ese espacio con una resina que no sólo permite devolverle al diente toda su funcionalidad, también, su apariencia y estética.

Sin embargo, si detectamos la caries tarde y esta ya afecta a una capa más interna del diente la disyuntiva entre empaste o endodoncia se decantará hacia esta segunda opción ya que los tejidos afectados serán mayores en número y profundidad.

La endodoncia

Este tratamiento es un paso previo a la extracción del diente y que permite reparar y, por lo tanto, conservar la pieza dañada. Es lo que se conoce como “matar el nervio” y consiste en extraer la parte más interna del diente –la pulpa dental– y desinfectar la zona. Una vez hemos matado el nervio, desaparece el dolor al masticar y el paciente recupera la sensibilidad.


Via | Blog

Share: