¿Puedo hacerme un blanqueamiento si llevo un implante dental?

Una dentadura bonita es el reflejo de una buena salud bucodental y un indicador de se han adquirido unos buenos hábitos de limpieza y de alimentación. Mucha gente asocia el concepto dentadura blanca con boca perfecta y sana y, aunque, no es una condición que se cumpla en todos casos son muchos los pacientes que buscan realizarse un blanqueamiento dental.

Algunos consejos que pueden servir estés o no sometido a un tratamiento de blanqueado dental es evitar todas aquellas bebidas que no son naturales y de “color”. Por color entendemos aquellos alimentos que “destiñen” por su tonalidad oscura como, por ejemplo: el vino, el café, las salsas de tomate, etc. Otro factor clave que tiene una gran incidencia en el aspecto del color de los dientes es el tabaco, que siempre recomendamos evitar.

A lo largo de los años el blanco de nuestros dientes se va apagando y el blanqueamiento es una de las opciones que más demandan los consumidores.

Sin embargo, hay que tener en cuenta diferentes aspectos:

  • En primer lugar, hay que informar al doctor sobre el material del que está hecho el implante. En el caso de que sea de porcelana se tendrá que tener en cuenta que es un material duradero en el que el color no cambia. Por lo tanto, habrá que adecuar el blanco escogido al color del implante o cambiar la carilla al tono adecuado. En cambio, si el material es de plástico habrá que renovarlo por la tonalidad escogida.
  • También, hay que determinar si los implantes son translúcidos porque muestran el color del diente natural. Un buen consejo es que no intentes buscar un blanco absoluto. El blanqueamiento ofrecer un aspecto natural que aporte uniformidad a tu rostro. Si escoges un tono muy blanco, resultará demasiado ficticio.

Después de realizarte este tipo de tratamiento, no te olvides de seguir cuidando tus dientes para asegurar la duración del blanqueamiento. Cepíllate los dientes después de cada comida, renueva el cepillo cada 3 – 4 meses y pásate el hilo dental. La estética puede resultar importante para ti, pero nunca debes olvidar unos buenos hábitos para mantener una salud impecable de tu boca.

Via | nartclinicadental

Share: