¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

Al igual que ocurre en otros ámbitos de la salud, tratar un problema de maloclusión dental a edades tempranas, cuando el niño aún está en fase de crecimiento, simplifica mucho el procedimiento y previene problemas en la etapa adulta.

En el caso que nos ocupa, la Odontología pone a disposición de los profesionales lo que se conoce como ortodoncia interceptiva o funcional.

Tal y como veremos a continuación, el uso de este tipo de aparatos durante la infancia supone numerosos beneficios para la salud, funcionalidad y estética de la boca.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

Es un tipo de ortodoncia infantil que se coloca en niños de entre seis y once años de edad. Sirve para guiar el crecimiento y/o corregir el desarrollo de sus huesos (maxilar superior y mandíbula).

En otras palabras, lo que pretende es controlar y equilibrar tanto la posición como el tamaño de los huesos maxilares.

El rango de edad en el que se utiliza no es casual, sino que responde a que, en una etapa tan temprana de la vida, los huesos maxilares se están formando y, por tanto, aún son “moldeables”.

Y, además, este es el periodo que se conoce con el nombre de “dentición mixta”, que es la época en la que los dientes de leche -también llamados temporales- conviven con los permanentes, que empiezan a salir poco a poco.

¿Cuáles son los objetivos de la ortodoncia interceptiva?

El objetivo fundamental de la ortodoncia funcional es el de conseguir que los huesos tengan una posición y un tamaño adecuados. De esta manera, se mejorará la salud, funcionalidad, estética dental y apariencia facial.

Dado que durante la infancia, los huesos aún se encuentran en fase de crecimiento, se puede intervenir en ellos. El beneficio principal de esto, por tanto, es que evitamos complicaciones y anomalías en el futuro, cuando la persona ya es adulta y sus huesos maxilares se han desarrollado por completo.

La ortodoncia interceptiva evita maloclusiones muy severas que en la edad adulta solamente se solucionarían mediante cirugía

 

Share: