¿Qué tipos de radiografia existen en la Odontología?

Es una de las pruebas más comunes que se realizan en una clínica dental y consiste en una radiografía panorámica de la boca que permite evaluar de forma general ambos maxilares con sus dientes y sus estructuras anatómicas.

En la ortopantomografía podemos observar: los cóndilos, senos nasales, hueso maxilar y mandibular, posición de las muelas del juicio. También, nos da una visión general del estado de los dientes.

Siendo una técnica digital en 2 dimensiones, la cantidad de radiaciones emitidas es mínima.

Es muy útil en el campo de la implantología, cirugía oral, periodoncia y ortodoncia. Da información sobre el  hueso y la cercanía con estructuras anatómicas importantes como el nervio alveolar inferior y el seno maxilar.

Tac Dental

Cuando hay necesidad de estudiar de forma más precisa el maxilar, la mandíbula y sus estructuras anatómicas; la herramienta radiográfica mas útil es el TC (tomografía computarizada).

Este procedimiento permite obtener imágenes en alta definición (3 dimensiones), y, por tanto, se indica en todos los casos en que se necesite realizar un estudio previo a la extracción compleja de un diente o a la colocación de un implante.

También, cuando es necesario estudiar con detalle dientes, estructuras anatómicas importantes como el nervio dentario, y tejidos duros como el hueso. En los dientes, se utiliza para saber si tienen fracturas o infecciones. Nos permite evaluar el hueso en altura y en anchura dándonos información del tipo exacto de implante que debemos utilizar.

La principal ventaja respecto a la ortopantomografía es la precisión de la imagen radiográfica y la posibilidad de examinar en 3 dimensiones la zona de interés (la ortopantomografia ofrece un radiodiagnóstico en 2 dimensiones).

Radiografías Intraorales

Es un tipo de radiografía que consiste en la colocación, en la boca, de placas radiográficas. El aparato de rayos X dispara directamente a la placa y esta se visualiza en el ordenador de forma digital.

Se utilizan prevalentemente para el diagnóstico de caries, enfermedad periodontal y lesiones internas de los dientes.

Pueden ser de dos tipos: periapicales o aletas de mordida.

Periapicales

Las periapicales te permiten ver todo el diente entero, es decir, la corona y la raíz del diente. Así pues, te da una visión del estado del diente a nivel interno, siendo muy útil para especialistas de endodoncia. Además, las radiografías periapicales sirven para estudiar el hueso que rodea al diente. Los periodoncistas hacen buen uso de ellas evaluando el grado de enfermedad periodontal del paciente.

Aletas de mordida

Las aletas de mordida se utilizan para valorar: la presencia de caries interproximales (entre diente y diente), el estado de restauraciones ya presentes en la boca del paciente, el  ajuste de las prótesis dentales.

 

Via | Blog

Share: