Si soy una persona adulta, ¿qué tipo de ortodoncia es la más adecuada para mí?

Son muchas las personas que nos preguntan cada día sobre cuál es la mejor opción para hacerse un tratamiento de ortodoncia. La respuesta, obviamente, no es sencilla, puesto que depende de muchas variables.

Estas variables son la edad del paciente, la complejidad de su caso, la importancia que la persona le dé a la estética y, por último, el coste que esté dispuesta a asumir.

Con el paso de los años y la cada vez mayor preocupación de la sociedad por la estética, han ido apareciendo nuevos tipos de ortodoncia enfocadas a personas adultas. Todos estos tratamientos son mucho más discretos que los tradicionales brackets metálicos, utilizados fundamentalmente en niños y adolescentes.

Algunos de estos tratamientos no se encuentran en todas las clínicas dentales, debido al alto grado de especialización que requieren. Éste puede ser el caso de la ortodoncia lingual o de los alineadores Invisalign.

Sin embargo, las tres ortodoncistas de nuestro equipo -Patricia Bratos, Cristina Tordera y Sofía Tomás- cuentan con las certificaciones que exigen los fabricantes de estos sistemas de ortodoncia para llevar a cabo sus tratamientos.

Ortodoncia con brackets tradicionales o vestibulares

En esta sección englobamos los llamados “brackets de toda la vida“, es decir, los que van colocados en la parte vestibular de los dientes (la cara visible).

Éstos tienen cada vez mayor demanda y son escogidos principalmente por personas adultas debido a su inmejorable relación calidad-precio. Es decir, son relativamente estéticos y mucho más baratos que los invisibles: los linguales Incognito.

A continuación te contamos en detalle todas las características y ventajas de cada uno de ellos.

Brackets metálicos

Estos brackets están fabricados de metal y llevan ligaduras y gomas, por lo que no son los más estéticos.

Por este motivo, y tal y como hemos dicho, se utilizan principalmente en niños. Además, a éstos les gustan este tipo de brackets porque las gomas son de colores y pueden cambiárselas.

El aspecto estético es su principal desventaja respecto a otros sistemas de ortodoncia. Por ello, son los brackets más baratos que existen actualmente en el mercado.

Ortodoncia invisible


En los últimos años, han aparecido en el mercado técnicas de ortodoncia muy avanzadas y estéticas como es el caso de los alineadores Invisalign y de la ortodoncia lingual Incognito.

La principal ventaja que ambos ofrecen frente a otros métodos es que apenas son visibles, por lo que casi nadie notará que el paciente lleva un aparato de ortodoncia.

Invisalign

Este tratamiento consiste en una serie de férulas o alineadores transparentes que se fabrican a medida de cada paciente.

Éstas se renuevan cada dos semanas y dado que todas son diferentes a las anteriores, van logrando pequeños movimientos hasta colocar los dientes en la posición deseada.

Otra de las principales ventajas de Invisalign es que es removible. De esta manera, te puedes quitar los alineadores para comer y cepillarte los dientes.

Este hecho convierte a Invisalign en la opción más higiénica de todas las existentes, ya que no hay ningún aparato que interfiera con el cepillo ni que que provoque que la comida se almacene entre los brackets.

Aunque utilizamos cualquiera de las ortodoncias que estamos analizando, en nuestra clínica dental somos especialistas en la técnica Invisalign.

Para justificarlo, contamos con el reconocimiento Invisalign Diamond Provider, que es la acreditación que otorga la marca a los ortodoncistas con mayor número de pacientes tratados (más de 500).

Ortodoncia lingual Incognito

Por último, vamos a tratar la opción más avanzada y precisa: los brackets linguales Incognito.

De la misma manera que Invisalign es prácticamente imperceptible, la ortodoncia lingual  Incognito es completamente invisible.

Esto se debe a que está basada en una serie de brackets situados en la cara interna (lingual) de los dientes, por lo que nadie notará el aparato, ni siquiera en distancias cortas.

Al contrario de lo que ocurre con otros tipos de brackets, los linguales Incognito están fabricados de manera individualizada.

Esto quiere decir que se fabrican uno a uno, en función de los dientes de cada paciente. Por ello, se adaptan completamente a su boca y consiguen que el tratamiento sea más preciso, rápido y predecible.

Asimismo, el material que se utiliza para fabricar los brackets es una aleación de oro. Dicho material permite que el aparato sea muy fino, que no cause molestias en la lengua ni interfiera en el habla.

Sin embargo, en este punto es conveniente señalar que, como ocurre con cualquier otro tipo de ortodoncia, Incognito también requiere un tiempo de adaptación por parte del paciente.

En el caso de Incognito, estamos sin duda al que, hoy por hoy, es el sistema de ortodoncia más avanzado que existe en el mercado.

Por un lado, es invisible y logra unos resultados rápidos y precisos. Pero, por otro lado, es importante tener en cuenta que también es el tratamiento más caro.

El coste de los materiales es muy alto, exige mucha especialización y formación por parte del ortodoncista y requiere mayor tiempo de sillón en las revisiones.

Via | Blog

Share: