Equilibrado de la Oclusión

La boca a lo largo de su vida útil se ve sometida a múltiples trastornos que van alterando el modo en que se muerde.

Es habitual que algunos dientes se muevan aunque sea de modo inapreciable, y se provoque que los dientes choquen de un modo inadecuado unos con los otros cuando masticamos. Algo que puede parecer tan banal es de una importancia extrema para nuestra salud, y no solo bucal.

Una boca que ha perdido su equilibrio oclusal, es responsable de desgaste de los dientes, pérdida de hueso de soporte y de las encías, trastornos de la articulación temporomandibular o ATM (articulación de la boca).

Cefaleas y migrañas, contracturas musculares faciales y cervicales, dolor en la cara y cuello, dolor de espalda, son algunos de los múltiples síntomas que se pueden presentar.

El desequilibrio oclusal puede presentarse en todas las edades, desde niños a adultos. Y es mucho más frecuente de lo que la mayoría creemos. El tratamiento, en muchas ocasiones, solo requiere de unas sesiones de ajuste o equilibrado oclusal.

Así que ya sabes, si tienes alguno de los síntomas que mencionamos más arriba, no dudes en consultarnos. Seguro que podemos diagnosticarte e indicarte el tratamiento más adecuado para tu caso personal.

Contacta con nosotros
¿Hablamos?